Tarboro resident Cedric Walston receives information from precinct employees on Election Day at the Edgecombe County Administration Building Carmon Auditorium in Tarboro. Calvin Adkins / Carolina Public Press

Traducción por Aaron Sánchez-Guerra

La elección estatal más reñida en la historia de Carolina del Norte terminó el sábado por la mañana con el reconocimiento de la victoria de Paul Newby por parte de su retadora Cheri Beasley, la presidenta de la Corte Suprema del estado, más de un mes después del día de las elecciones.

La contienda se había prolongado por el final extremadamente reñido con apenas unos cientos de votos separando a los candidatos en cualquier momento, lo que provocó dos recuentos. Ambos candidatos también habían emitido protestas en torno a cuáles votos debían o no contarse.

Con el republicano Newby ganando, los demócratas conservan una ventaja menor de 5-4 en el tribunal más alto del estado, luego de que los republicanos ganaron todas las carreras judiciales estatales en Carolina del Norte en 2020.

A pesar de las acusaciones injustificadas de manipulación electoral que involucran la carrera entre Joe Biden y el presidente Donald Trump en otros estados, las protestas en la carrera entre Beasley y Newby se centraron en la aplicación correcta de las reglas y no en acusaciones de actividad indebida contra funcionarios de campaña o electorales.

Los recuentos y las protestas de los resultados descubrieron algunas boletas que no se habían contado correctamente en todo el estado, pero no lo suficiente como para cambiar el resultado de esta o cualquier otra contienda.

Beasley, reconociendo que la ventaja de Newby era pequeña pero insuperable, emitió un anuncio el sábado. Dijo que llamó a Newby para felicitarlo. También agradeció a su personal de campaña y simpatizantes.

Los principales líderes de ambos partidos felicitaron a Newby y agradecieron a Beasley por su liderazgo en el sistema judicial.

La Corte Suprema de los Estados Unidos rechaza la apelación presidencial

En otras noticias electorales recientes, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el viernes por la noche un esfuerzo para bloquear la presidencia para Joe Biden. 

El esfuerzo fue del fiscal general de Texas, junto con el presidente Donald Trump y varios fiscales generales de otros estados, para bloquear la aceptación de los resultados de las elecciones presidenciales de varios estados en los que el presidente electo Biden obtuvo una victoria por poco.

En Carolina del Norte, Trump ganó por un estrecho margen una pluralidad de votos. A pesar de que la mayoría de los votantes votaron en su contra, no fue lo suficiente para que la candidatura demócrata lidere el estado.

Trump terminó con el 49,93% de los votos en Carolina del Norte frente al 48,59% de Biden. El candidato libertario Jo Jorgensen obtuvo el 0,88% de los votos y el candidato del Partido Verde, Howie Hawkins, el 0,22%, el candidato del Partido de la Constitución, Don Blankenship, el 0,14% y varios candidatos por escrito tuvieron otro 0,24%.

Debido a que Trump reclamó victoria en la elección aún demasiada reñida de Carolina del Norte, no se incluyó en la demanda de Texas para bloquear la aceptación de los resultados.

Los jueces emitieron una orden sin firmar en respuesta a la demanda de Texas, sin ningún disenso anunciado, diciendo que el estado no tenía derecho a bloquear los resultados en las elecciones presidenciales de otros estados.

Los dos jueces conservadores Clarence Thomas y Samuel Alito indicaron que no necesariamente estaban de acuerdo en que Texas no tenía una posición legal, pero encontraron que el caso en sí no tenía mérito.

Staff Reports

This release, story or event was developed through multiple sources and/or is from the staff of Carolina Public Press.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *