Truth delivered daily

Carolina Public Press is committed to ethical, nonpartisan reporting on the important issues facing our communities. Make us your source for trusted news in North Carolina.

Traducción por Aarón Sánchez-Guerra

El 6 de enero, una horda de manifestantes irrumpió en el Capitolio de los Estados Unidos para interrumpir la certificación de votos que afirmarían que el demócrata Joseph R. Biden Jr. había ganado legalmente la presidencia.

El violento asedio de parte de los apoyadores del expresidente Trump que dejó cinco muertos impresionó al país. También llevó a algunos legisladores republicanos a votar a favor de la certificación de Biden a pesar de que previamente habían planeado impugnar los resultados. 

Pero siete legisladores de Carolina del Norte continuaron votando en contra de la certificación, y ahora los fondos de sus campañas podrían sufrir por ello. 

Varias corporaciones de alto perfil anunciaron que suspendían sus donaciones políticas a raíz del ataque al Capitolio. Estas corporaciones suelen donar a las campañas políticas.

Algunos, como Facebook y UPS, supuestamente dijeron que estaban pausando todas las contribuciones por el momento. Pero empresas como Microsoft y AT&T detuvieron explícitamente las donaciones para los legisladores que votaron en contra de la certificación.

AT&T, uno de los principales donantes republicanos, emitió un comunicado después de los disturbios que decía: “Los empleados de nuestra Junta Federal del PAC convocaron una llamada hoy y decidieron suspender las contribuciones a los miembros del Congreso que votaron a favor de la certificación de los votos del Colegio Electoral la semana pasada”.

Duke Energy anunció una pausa de un mes en todas las contribuciones de campaña a mediados de enero, según varios informes mediáticos.

Representantes de NC en el centro de atención

Los miembros de la delegación de Carolina del Norte que desafiaron la elección incluyen a los representantes Richard Hudson, Virginia Foxx, Ted Budd, Dan Bishop, Greg Murphy, David Rouzer y Madison Cawthorn. Todos recibieron donaciones de empresas que suspendieron las donaciones, aunque algunas podrían verse mucho más afectadas que otras. 

Según el sitio OpenSecrets.org, que es administrado por el Center for Responsive Politics, Foxx obtuvo $ 20,000 en donaciones de un comité de acción política (PAC por sus siglas en inglés) de AT&T. Su campaña también recibió $ 10,000 de los PACs en Amazon, New York Life Insurance, Comcast y PricewaterhouseCoopers, que ahora han suspendido las contribuciones. 

Foxx también atrajo pequeñas donaciones de las compañías UBS Americas y United Parcel Service, las cuales también detuvieron sus donaciones. Su oficina no respondió a una solicitud de comentarios.

Como Foxx, Hudson recibió donaciones sustanciales de corporaciones que han cambiado sus políticas en respuesta a los desafíos electorales. El PAC de AT&T donó $ 25,000 a su campaña, y PwC, Deloitte, Comcast y KPMG contribuyeron con $ 20,000 cada uno a través de sus PAC. El PAC de Duke Energy apoyó su campaña con una donación de $ 10,000. La oficina de Hudson no respondió a una solicitud de comentarios.

La campaña de Budd atrajo donaciones de una serie de empresas de consultoría y servicios financieros, incluidos Bank of America, Deloitte, PwC, UBS Americas, Charles Schwab y Ernst & Young, que desde entonces se han distanciado de los retadores a la elección de Biden. La oficina de Budd no respondió a una solicitud de Carolina Public Press por sus comentarios.

Según los datos de financiamiento de campañas, Hudson, Foxx y Budd podrían ser los más afectados por una caída en las contribuciones de los principales donantes republicanos. Es posible que otros no se sientan tan afectados.

Rouzer, por ejemplo, recibió $ 4,000 o menos de los PAC de AT&T, Verizon y Marathon Petroleum y $ 7,500 de UPS. El representante del séptimo Distrito congresional podría sentirse afectado si Duke Energy extiende su pausa sobre las donaciones, ya que recibió una contribución de $ 10,000 de su PAC en el último ciclo.

AT&T y UPS también donaron $ 4,000 y $ 5,500, respectivamente, al campamento de Murphy. 

La campaña de Bishop vio donaciones moderadas de personas afiliadas a empresas que desde entonces han detenido la financiación. Recibió menos de $ 8,000 de personas vinculadas al Bank of America (según OpenSecrets, esto podría significar empleados, propietarios o familiares inmediatos de los empleados) y aproximadamente $ 5,600 de donantes tanto de Coca-Cola como de Charles Schwab.

Mientras tanto, el representante Cawthorn recibió solo $ 6,916 de United Parcel Service, y OpenSecrets no especificó si ese dinero provenía del PAC de la compañía o de donantes individuales afiliados a UPS. 

Los portavoces de Bishop y Cawthorn se negaron a comentar sobre si las suspensiones de donaciones corporativas podrían afectar sus campañas futuras o las perspectivas del Partido Republicano en el próximo ciclo electoral. 

Las campañas de varios legisladores también recibieron dinero de compañías de defensa militar: Northrop Grumman, Lockheed Martin y Boeing. Según los informes, los tres han detenido todas las donaciones políticas. 

No todos los legisladores republicanos de Carolina del Norte se opusieron a la certificación. El 6 de enero, el día de los disturbios, el senador Richard Burr emitió un comunicado condenando la violencia y apoyando la certificación de los resultados electorales.

“Apoyé el derecho legal del presidente Trump a impugnar los resultados de las elecciones a través de los tribunales, pero los tribunales ahora han rechazado de manera unánime y abrumadora estas demandas”, dijo Burr. “No ha surgido ninguna evidencia de fraude electoral que justifique la revocación de las elecciones de 2020 … Ya es hora de aceptar la voluntad de los votantes estadounidenses y permitir que nuestra nación avance ”.

Burr ha dicho que no busca la reelección al final de su mandato actual.

El senador Thom Tillis también apoyó la certificación, diciendo en un comunicado que si bien estaba “profundamente decepcionado” con los resultados de las elecciones, eran legítimos. El senador titular recaudó más de $ 25 millones en el último ciclo de campaña, incluidos más de $ 47,000 de donantes afiliados a Bank of America y $ 10,000 de Bank of America PAC. Duke Energy contribuyó con casi $ 45,000 a las arcas de Tillis a través de individuos y su PAC.

Puntos de vista sobre la violencia

Queda por ver si los votos de los representantes perjudican su financiación o sus posibilidades de reelección. 

Cawthorn, quien se convirtió en una figura controvertida debido a su abierta oposición a los resultados de las elecciones, entre otros comentarios, ahora condenó los disturbios en el Capitolio y, según los informes, dijo que Biden “es mi presidente y quiero trabajar con él para asegurarme de que podamos traer algún cambio significativo para el pueblo estadounidense “.

Varios legisladores de Carolina del Norte que votaron en contra de la certificación emitieron declaraciones condenando los disturbios en el Capitolio, quizás señalando a los donantes su postura contra la violencia.

Dos días antes de la votación de certificación y la manifestación violenta, Rouzer dijo: “Cuando hay preocupaciones graves y generalizadas, no creo que nuestros fundadores nacionales pretendieron que el Congreso fuera un sello automático de aprobación de los votos de un estado. La integridad de las elecciones es un asunto fundamental que debe garantizarse “. 

Aunque procedió a votar en contra de la certificación, calificó la “anarquía” en el Capitolio de “despreciable” y dijo: “Un debate vigoroso y las diferencias de opinión nunca deberían ser una excusa para la anarquía y la violencia”. 

La oficina de Rouzer no respondió a una solicitud de comentarios.

En una declaración el 7 de enero, Budd dijo que “la violencia de la multitud que presencié en el Capitolio el 6 de enero no era representativa de nuestro país, y la condeno en los términos más enérgicos posibles”. Continuó defendiendo su voto en contra de la certificación de los resultados de las elecciones del2020 en Pensilvania. 

“Cuando pude regresar a mi oficina, resolví no dejar que una turba violenta me impidiera dar voz a los miles de habitantes de Carolina del Norte que exigían un debate sobre las irregularidades y violaciones constitucionales en las elecciones presidenciales”, dice el comunicado.

“Pasar por el proceso constitucional de debate nunca se trató de anular una elección; se trataba de defender la integridad del voto de todos y cada uno de los ciudadanos”.

Murphy describió la manifestación como “anarquía y violencia” en un comunicado de prensa. Un día antes, afirmó que votaría en contra de la certificación para preservar la Constitución y la promesa a los estadounidenses de una “elección libre, justa y precisa”. Su oficina tampoco respondió a una solicitud por sus comentarios. 

Hudson emitió una extensa declaración sobre los disturbios del 6 de enero, diciendo que estaba “repugnado y desconsolado” por lo que había sucedido en el Capitolio. También prometió trabajar con los demócratas y “anteponer los intereses a largo plazo de nuestra nación a cualquier interés político a corto plazo”.

Casey Morris

Casey Morris is a Carolina Public Press contributing writer based in Winston-Salem. Send an email to info@carolinapublicpress.org to contact her or other Carolina Public Press news team members.