2nd Medical Battalion personnel prepare the Pfizer-BioNTech COVID-19 Vaccine on Camp Lejeune, North Carolina, January 15, 2021. U.S. Marines with 24th Marine Expeditionary Unit are receiving the COVID-19 vaccine before deployment overseas. Cpl. Rachel K. Young-Porter / U.S. Marine Corps.

Truth delivered daily

Carolina Public Press is committed to ethical, nonpartisan reporting on the important issues facing our communities. Make us your source for trusted news in North Carolina.

Traducción por Aarón Sánchez-Guerra

Cuando la base militar de Camp Lejeune publicó un video con datos sobre la vacuna COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en su página de Facebook a principios de enero, los comentarios constaban mayormente de negadores de las vacunas y los teóricos de la conspiración.  

“Es una trampa”, escribió un comentarista. Otro publicó un video supuestamente cargado de mitos sobre el virus, incluido que la vacuna causa infertilidad e incorpora un dispositivo de seguimiento. Ese video se ha eliminado de las redes sociales.

Otro comentarista, respondiendo a una mujer que escribió que su familia renunciaría a la vacuna, elogió la vacuna: “Su sacrificio humilde al pasarle la dosis a algún humano que realmente la merece es ejemplar. Gracias.”

La base militar en Carolina del Norte de Fort Bragg usa su página de Facebook al igual que otras bases militares y comandos en todo el país. Fort Bragg comparte información de clínicas de vacunación además de actualizaciones meteorológicas y los horarios de acceso a la base. Las actualizaciones de su página sobre la vacuna contra el COVID-19 han recibido respuestas similares.

Si bien discutir en las redes sociales no es un fenómeno nuevo, poco más de una semana después de que los líderes militares le dijeran al Congreso que hasta un tercio de las tropas estadounidenses están rechazando o posponiendo las vacunas COVID-19, en parte por la desinformación al respecto. Los oficiales militares en Carolina del Norte dicen que están usando todo el suministro limitado que pueden obtener mientras simultáneamente llevan a cabo campañas para combatir los rumores.

“Es un desafío combatir la información errónea que los miembros del Cuerpo de Marines ven en las redes sociales”, dijo el teniente coronel Thomas B. Turner, quien dirige la planificación de vacunación para el personal en servicio activo en la base militar Camp Lejeune.

“Pero esa es una de nuestras principales líneas de trabajo aquí. Tenemos que inocular la fuerza del virus y tenemos que inocular la fuerza para la desinformación de la vacuna”, dijo a Carolina Public Press.

Los funcionarios de salud civiles en el estado han descrito una lucha similar, pero para el personal militar, que a menudo vive, se entrena y se despliega juntos, la vacuna ha adquirido una urgencia adicional. Debido a que las vacunas están actualmente autorizadas para uso de emergencia por el gobierno federal, no son obligatorias para las tropas.

“Tenemos mucha gente que está esperando y viendo”, dijo Turner.

“Rara vez damos a los marines la oportunidad de tomar sus propias decisiones en el Cuerpo de Marines. Es una decisión. Muchos de ellos dicen que no. No hay nada de malo en eso. Solo queremos educar a los marines de que es esencial que piensen en protegerse no solo a sí mismos, sino a sus unidades, porque a menudo están muy cerca unos de otros”.

Desafíos de la oferta y la demanda

Al igual que los condados de todo el estado, las bases militares aprenden con poco tiempo de anticipación cuántas dosis de la vacuna recibirán. Además del personal en servicio activo, las bases ofrecen vacunas por separado a los beneficiarios calificados y otro personal. Esto incluye a los trabajadores de atención médica y de primera línea. 

El Departamento de Defensa ha distribuido más de 880.000 dosis de la vacuna, incluidas más de 626.000 segundas dosis, según los CDC. Ese número incluye a los beneficiarios elegibles en servicio activo y al personal civil, dijo un portavoz del Pentágono en un email a Carolina Public Press.

A principios de esta semana, el secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin III publicó un video en el que alentaba a las tropas a vacunarse. 

Pero eso sigue siendo un desafío para los funcionarios de la base. En Fort Bragg, que actualmente se encuentra en estado 1C, se han administrado más de 30,000 vacunas, un total que también incluye a los beneficiarios y trabajadores esenciales,portavoz de la base, el coronel Joe Buccino dijo el.

El personal en servicio activo se vacuna por separado en la base en horarios específicamente programados para sus unidades. Hasta ahora, aproximadamente la mitad de las tropas no se han querido vacunar.

“Queremos que nuestra tasa de suscripción voluntaria sea más alta”, dijo Buccino. “Para nosotros, lo que se vale es solo informar a nuestra fuerza, informar a nuestras tropas (sobre la vacuna)”.

La base tiene una reunión diaria de personal, dirigida por un general para discutir los esfuerzos de vacunación, y los médicos del Ejército y los médicos a nivel de unidad hablan con los soldados al respecto, dijo Buccino.

La base también utiliza sus redes sociales para difundir información sobre vacunas, incluida la publicación de ayuntamientos virtuales. En cuanto a las afirmaciones falsas publicadas en la página de Facebook de la base, Buccino dijo que eliminarlas podría generar más problemas. 

“Dejamos las afirmaciones falsas permanecer, ya que eliminarlas daría lugar a reclamaciones de censura”, escribió Buccino. 

Camp Lejeune es el hogar de la II Fuerza Expedicionaria de la Marina, compuesta por unos 40.000 infantes de marina y marineros. La base de Jacksonville se encuentra actualmente en la fase 1B, que da prioridad a la vacuna para el personal en servicio activo que se despliega o viaja para recibir capacitación en el extranjero.

Turner dijo que las visitas diarias también pueden evitar el desperdicio de dosis. La base también ofrece la vacuna por separado a beneficiarios calificados y trabajadores de primera línea a través del Centro Médico Naval Camp Lejeune.

Los funcionarios de Camp Lejeune dijeron que han podido ofrecer la vacuna a alrededor del 30% de marineros e infantes de marina de una tropa específica desde que llegó a la base en enero, y entre el 70% y el 75% la han aceptado.

Eso también incluyó alrededor del 92% del personal de la 24ª Unidad Expedicionaria de la Infantería de Marina (II MEF, por sus siglas en inglés) que partió a principios de este mes para los ejercicios previos al despliegue como parte de la unidad de ataque expedicionario de Iwo Jima en Japón, dijo Turner.

Los oficiales militares dijeron que esperan una mayor aceptación entre las tropas con el tiempo, ya que ven que sus camaradas están vacunándose. Los funcionarios de la Base de la Fuerza Aérea Seymour Johnson en Goldsboro reflejaron ese pensamiento.

Los funcionarios de la base se negaron a discutir cuántas vacunas se habían distribuido entre su fuerza de casi 6.000 miembros del personal civil y en servicio activo. Pero la mayor Lacie Collins, portavoz de la 4ª Ala de Combate, dijo en un correo electrónico que “un porcentaje muy pequeño” lo había rechazado. La base está utilizando Facebook para promover la vacunación.

“Creo que hay una idea, ya sabes, que si eres un soldado joven, estás con buena salud”, dijo Buccino.

“Existe la idea de que (el COVID) es similar a la gripe. Para muchas personas, lo es, pero existen riesgos asociados con contraer COVID que usted no asuma con la gripe. Finalmente, es mejor vacunarse. Cualquier riesgo con la vacunación es mínimo. Millones de personas en los Estados Unidos se han vacunado sin problemas. Muchos jóvenes sanos han tenido problemas muy graves con COVID”.

Oportunidades para los veteranos

Aunque los miembros del servicio activo actualmente tienen la opción de renunciar a la vacuna, los veteranos elegibles a través de la Administración de Salud de los Veteranos (VHA, por sus siglas en inglés) tienen una vía adicional a través de la cual buscar la vacuna.   

Según los datos publicados diariamente por el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU. (VA por sus siglas en inglés), el VA había administrado por lo menos 44,000 vacunas iniciales a los veteranos en todo el estado hasta el 24 de febrero.

Más de 17,000 habían completado ambas dosis desde que las vacunas estuvieron disponibles aproximadamente dos meses hace a través de los centros estatales de atención médica de VA. 

Más de 332,400 veteranos usaron un centro de atención médica de VA con sede en Carolina del Norte al menos una vez en 2020, según los datos proporcionados por Veterans Integrated Service Network 6, que incluye Carolina del Norte y Virginia, aunque ese número probablemente no capture a toda la población de ex miembros del servicio militar.

Los cuatro hospitales de VA del estado, en Asheville, Fayetteville, Durham y Salisbury, operan a nivel regional y cada uno supervisa una serie de clínicas comunitarias, que también ofrecen la vacuna.  

Las personas mayores y otras personas en el estado han informado dificultades para programar citas para la vacunación, mientras que la demanda sigue superando la oferta, y los funcionarios de VA dijeron que ellos también están a merced del gobierno federal. 

“Nuestra infraestructura que hemos construido puede manejar más vacunas”, dijo el Dr.ejecutivo de farmacia de VISN 6 Brett Norem, quien lidera el esfuerzo de vacunación COVID-19 de la región de VA. 

Los centros de atención médica de VA de la región permiten que los veteranos que están inscritos para recibir atención médica y que son elegibles para la vacuna programen citas de vacunación. 

Los miembros del personal usan varios métodos para identificar a individuos y comunicarse con ellos directamente a través de cartas, llamadas telefónicas y mensajes de texto, para completar las citas mientras que más vacunas lleguen.

La portavoz de VISN 6, Tara Ricks-Edger, recomendó que los veteranos hablen con su médico de atención primaria o supervisen el sitio web y las redes sociales de su sistema de VA para conocer la disponibilidad de fases y vacunas. El sistema VA de Asheville se encuentra actualmente en el nivel de fase 1B, mientras que Durham, Fayetteville y Salisbury están en 1C. 

Norem dijo que el VA ha tenido que ser flexible, incluso recientemente cuando VISN 6 recibió 13,000 dosis adicionales inesperadas de la vacuna Moderna en el último minuto. Eso significó aumentar la programación, ampliar los horarios y organizar eventos especiales. La VA de Durham vacunó a 3,000 veteranos en un fin de semana, dijo. 

“Nuestro personal está realmente involucrado en este esfuerzo para vacunar a los veteranos”, dijo Norem. 

Courtney Mabeus

Courtney Mabeus is a Carolina Public Press contributing writer based in the Washington, D.C., area. Email info@carolinapublicpress.org to contact the Carolina Public Press news team.