Gwen Ernesty, farmaceuta de Blue Ridge Health, prepara una dosis de vacuna contra el COVID-19 en el oeste de Carolina del Norte. Cortesía de Blue Ridge Health.

Every day, our journalism dismantles barriers and shines a light on the critical overlooked and under-reported issues important to all North Carolinians.

Before you go …

If you like what you are reading and believe in independent, nonprofit, nonpartisan journalism like ours—journalism the way it should be—please contribute to keep us going. Reporting like this isn’t free to produce and we cannot do this alone. Thank you!

Traducción por Aarón Sánchez-Guerra

La nueva legislación que proporciona fondos de recuperación a los gobiernos locales conocida como la Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021, o ARPA por sus siglas en inglés, es igual de complicada como muchos aspectos de la pandemia. 

Todos los condados de Carolina del Norte, incluyendo muchas ciudades y municipios, han recibido o recibirán fondos de ARPA. A raíz de eso, Carolina Public Press está analizando cómo y dónde muchos de esos gobiernos locales están asignando y gastando ese dinero. 

Este artículo es el primero de un proyecto de un año que pondrá bajo escrutinio los fondos de ARPA en 18 condados del oeste de Carolina del Norte.

Sin embargo, gran parte de la información aquí también será aplicable al resto del estado.  

¿Qué es ARPA?

Los legisladores federales formaron ARPA (American Rescue Plan Act) y la promulgaron como ley el 11 de marzo de 2021, con el objetivo de sacar a la nación de las dificultades económicas provocadas por la pandemia. La ley procura mejorar la infraestructura del país y ofrecer ayuda financiera directa a familias.

Si bien el plan de $1.9 billones financió una tercera ronda de cheques de estímulo y varios otros programas de desgravación fiscal, el Congreso asignó la mayoría de los fondos ARPA (401 mil millones de dólares) a los gobiernos estatales, locales y tribales, según el Departamento del Tesoro de EE. UU.

“El programa estatal y local fue diseñado para el apoyo a la recuperación a corto y largo plazo, incluida la ayuda a las localidades a medida que surgen nuevas variantes de COVID”, dijo la portavoz del Tesoro de EE. UU Dayanara Ramírez

¿Qué le tocó a Carolina del Norte?

Carolina del Norte está programada para recibir $8.6 mil millones en fondos ARPA, que se desembolsarán de dos maneras. 

“Hay dos ollas de dinero”, dijo Jamilla Hawkins, jefa de personal de la Oficina de Recuperación de la Pandemia de Carolina del Norte. “Carolina del Norte como estado recibió $5.4 mil millones para la recuperación fiscal estatal. Para los gobiernos locales, hay una recuperación fiscal local”.

Los $5.4 mil millones a los que se refiere Hawkins aún no se han distribuido, ya que son parte del presupuesto del año fiscal 2022-23, que aún espera la certificación de la Oficina de Administración y Presupuesto del Estado de Carolina del Norte (OSBM, por sus siglas en inglés.)

El proceso de certificación del presupuesto OSBM en curso incluye la revisión de los planes presupuestarios individuales de cada programa al que los legisladores asignaron fondos. Esos planes debían presentarse el 15 de diciembre, y Hawkins dijo que OSBM suele tardar algunas semanas en certificarse. 

Cuando se certifique el presupuesto, el estado repartirá fondos a los departamentos y organizaciones estatales de acuerdo con las recomendaciones del gobernador Roy Cooper para el dinero. Esas recomendaciones incluyen expandir el acceso a la banda ancha, solucionar problemas de infraestructura y abordar los déficits de vivienda y empleo.

El Departamento del Tesoro de EE. UU. ha estado distribuyendo la otra porción de los fondos ARPA de Carolina del Norte —$3.200 millones— directamente a los 100 condados y las 26 ciudades más pobladas de Carolina del Norte.

El departamento desembolsó la mitad de este dinero a partir de mayo de 2021. La otra mitad llega 12 meses después del primer pago. 

La cantidad de dinero de ARPA que recibieron los condados dependía de la población, según una fórmula establecida por el Departamento del Tesoro. Pero también se ajustó en función de otros fondos que recibió cada comunidad.

La fórmula para las asignaciones de las ciudades incluía la consideración no solo de la población, sino también del crecimiento de la población, el número de personas en situación de pobreza y las variables relacionadas con la vivienda. 

Los funcionarios locales del gobierno de condados y municipios asignarán los fondos a sus comunidades. Todos los fondos de ARPA deben gastarse antes del 31 de diciembre de 2026.

“Sí creo que la gente realmente se está tomando su tiempo con esto”, dijo Hawkins.

“Con estos fondos, uno puede detenerse y tomarse su tiempo para poder pensar bien sobre cómo tendrá un impacto a largo plazo en su condado”. 

¿Para qué se pueden utilizar los fondos de ARPA?

El gobierno federal tiene pautas rígidas sobre en qué se pueden gastar los fondos de ARPA. Cada gasto debe caer en una de cuatro categorías: respuesta y adaptación de COVID, pago de primas, pérdida de ingresos o inversiones en infraestructura. 

Los ejemplos de gastos aceptables incluyen reparar los sistemas de agua y alcantarillado, aumentar el salario de los trabajadores esenciales y brindar asistencia económica directa a empresas pequeñas, según datos de la oficina estatal de recursos pandémicos.

Cada condado o municipio de Carolina del Norte que recibió fondos de ARPA el verano pasado debía presentar un informe de gastos provisionales al Departamento del Tesoro de EE. UU. antes del 31 de agosto de 2021.

Sin embargo, estos informes solamente cubren el dinero gastado hasta julio de 2021. 

“Desde entonces, (El Departamento del Tesoro) sabe que los estados y las localidades sólo han aumentado la velocidad de presupuestación y gasto de los fondos de ayuda”, dijo Ramírez.

¿Qué se ha gastado hasta ahora?

Según el Departamento del Tesoro, se han desembolsado $174,123,543 a los 18 condados del oeste de Carolina del Norte. Asheville y Morganton, las únicas ciudades de la region que recibieron fondos, recibieron poco más de $13 millones. 

Otras ciudades y municipios pequeños de la región recibirán fondos de ARPA a través del estado.

A fines de julio, Asheville había utilizado alrededor de medio millón de fondos ARPA para servicios de vivienda. Este hecho contrasta fuertemente con gran parte del resto de esa región. Solo seis de los condados del oeste de Carolina del Norte (Buncombe, Cherokee, Haywood, Polk, Swain y Yancey) han gastado algún dinero de ARPA, según sus informes provisionales. 

Los documentos muestran que los seis condados han gastado alrededor de $1.7 millones en esfuerzos de vacunación contra el COVID, costos administrativos, programas de salud pública, expansión de banda ancha y gastos de nómina. 

Esa cantidad es sólo alrededor del 1% del dinero total de ARPA recibido hasta ahora en esta región del estado.

Pero Ramírez dijo que eso no debería ser alarmante. “Muchos estados y localidades tienen procesos legislativos u otros procesos gubernamentales que deben completar antes de otorgar fondos o firmar contratos”, dijo.

“Aunque esto puede provocar un retraso, es importante que permita a la comunidad participar en los planes en torno a estas inversiones históricas”.

La próxima fecha de vencimiento para los informes de gastos de ARPA es el 31 de enero para los condados y ciudades con al menos 250,000 residentes que recibieron más de $10 millones.

 El 30 de abril es para aquellos con menos de 250,000 residentes que recibieron menos de $10 millones.

Al 31 de julio de 2021:

  • El condado de Avery recibió $3,410,241 y gastó $0.
  • El condado de Buncombe recibió $50,733,290 y gastó $16,433.
  • El condado de Burke recibió $17,575,650 y gastó $0. 
  • El condado de Cherokee recibió $5,557,546 y gastó $72,764.
  • El condado de Clay recibió $2,181,490 y gastó $0.
  • El condado de Graham recibió $1,639,565 y gastó $0.
  • El condado de Haywood recibió $12,104,347 y gastó $256,742.
  • El condado de Henderson recibió $22,806,876 y gastó $0.
  • El condado de Jackson recibió $8,534,441 y gastó $0.
  • El condado de Macon recibió $6,964,996 y gastó $0.
  • El condado de Madison recibió $4,225,654 y gastó $0.
  • El condado de McDowell recibió $8,887,567 y gastó $0. 
  • El condado de Mitchell recibió $2,906,582 y gastó $0. 
  • El condado de Polk recibió $4,025,394 y gastó $91,648.
  • El condado de Rutherford recibió $13,019,597 y gastó $0. 
  • El condado de Swain recibió $2,771,974 y gastó $341,115.26.
  • El condado de Transylvania recibió $6,678,883 y gastó $0.
  • El condado de Yancey recibió $3,509,691 y gastó $952,606.97.

Shelby Harris

Shelby Harris a Carolina Public Press staff writer, based in Asheville. Email her at sharris@carolinapublicpress.org to contact her.