La sucursal bibliotecaria de Fletcher en el condado de Henderson. Colby Rabon / Carolina Public Press

Every day, our journalism dismantles barriers and shines a light on the critical overlooked and under-reported issues important to all North Carolinians.

Before you go …

If you like what you are reading and believe in independent, nonprofit, nonpartisan journalism like ours—journalism the way it should be—please contribute to keep us going. Reporting like this isn’t free to produce and we cannot do this alone. Thank you!

Traducción por Aarón Sánchez-Guerra

El dinero federal de ayuda para la pandemia ha variado en lo que significa para las comunidades en el oeste de Carolina del Norte.

Para algunos condados, ha resultado en nuevos equipos para las fuerzas policiales, la expansión de programas aportados por grupos sin fines de lucro o el mejoramiento de sistemas de alcantarillado.

Para la ciudad de Fletcher esto podría significar tener una nueva biblioteca.

Los funcionarios de este municipio buscan utilizar parte de la asignación de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense (ARPA, por sus siglas en inglés) de la ciudad para construir una nueva sucursal de la biblioteca.

Aunque no hay planes escritos en piedra, una instalación renovada para el edificio de la biblioteca más antiguo del condado de Henderson se destaca en la lista de posibles proyectos financiados por fondos ARPA, según el administrador de la ciudad de Fletcher, Mark Biberdorf .

“El edificio actual es muy viejo y tiene problemas de mantenimiento”, dijo sobre la instalación construida a fines de la década de 1980. “También está muy bien utilizado”.

Dinero federal para un edificio local

El gobierno federal diseñó ARPA, la legislación de un billón de dólares aprobada en la primavera de 2021, para sacar a la nación de los escombros causados ​​por la pandemia del COVID-19.

El Departamento del Tesoro de EE. UU. comenzó a desembolsar fondos de ARPA a localidades del país el verano pasado. El departamento estableció una lista de calificaciones que debe cumplir un proyecto o programa para poder ser pagado por ARPA.

Algunos de los gastos aceptables incluyen mejorar la infraestructura de municipios, ampliar el acceso a la banda ancha e invertir en los programas aportados por organizaciones sin fines de lucro.

Construir una nueva biblioteca cumple todos esos propósitos.

Ya que la biblioteca de Fletcher es un recurso de uso frecuente en el condado de Henderson, los funcionarios se emocionan por la idea de construir un nuevo hogar para lo que Biberdorf llamó la sucursal bibliotecaria “más concurrida del condado” usando fondos federales.

“Estamos tratando de hacer que (ARPA) tenga el mayor impacto posible”, dijo Biberdorf. “Esta es una oportunidad para realizar eso”.

Según la Biblioteca Estatal de Carolina del Norte, el sistema de bibliotecas públicas del condado de Henderson es el doceavo sistema de bibliotecas per cápita más visitado del estado.

El Instituto de Servicios de Museos y Bibliotecas mostró más de 509,000 visitas a la biblioteca del condado de Henderson en 2019.

La profunda historia de una biblioteca municipal

La biblioteca de Fletcher, ubicada a la salida de la carretera U.S. 25, no solo es la sucursal más concurrida del sistema de bibliotecas públicas de ese condado, sino que también es el edificio de la biblioteca más antiguo allí, según la directora de la biblioteca del condado, Trina Rushing.

La biblioteca Fletcher abrió sus puertas en 1977 en un edificio de clases móviles provisto por la junta de educación del condado de Henderson.

“Cuando se determinó que se necesitaba una instalación permanente, se organizó (un grupo de apoyo financiero) que recaudó fondos para este edificio”, dijo Rushing.

El grupo de apoyo financiero Friends of the Henderson County Public Library sigue siendo un socio vital para el sistema de bibliotecas administrado por el condado. Recauda más de $100,000 al año a través de las ventas en su tienda de libros usados.

Las instalaciones actuales de Fletcher se abrieron en 1988, dijo Rushing, y aunque los amantes de los libros utilizan mucho el edificio envejecido, actualmente no está equipado para mantenerse al día con el rápido crecimiento del condado de Henderson.

“Los pies cuadrados de las instalaciones actuales se están utilizando por completo y no deja espacio para la expansión de colecciones o servicios”, dijo Rushing.

“Una nueva biblioteca con una expansión brindaría más espacio para servir a la creciente comunidad de Fletcher”.

La población del condado de Henderson creció en más de 13,000 residentes entre 2009 y 2019, según muestran los datos del censo. A medida que el condado se expandió, igual aumentó el uso de la biblioteca.

Alrededor del 84% de las personas en el área de servicio de la Biblioteca Pública del Condado de Henderson tenían tarjetas de biblioteca en 2019, según los datos más recientes del Instituto de Servicios de Museos y Bibliotecas. Eso es más que las cifras del condado vecino de Buncombe, donde aproximadamente el 56 % de los residentes tenían tarjetas de biblioteca en 2019.

Asociaciones para obtener más fondos de ARPA

Si bien no se ha solidificado ningún monto en dólares para una nueva instalación de biblioteca, es poco probable que la ciudad de Fletcher pueda pagar la cuenta sola con una asignación de ARPA de $2.7 millones.

Para aumentar los fondos asignados al edificio, Fletcher está buscando asociarse con el condado de Henderson, que recibirá más de $22 millones en fondos ARPA.

Biberdorf dijo que el municipio espera que el nuevo edificio sirva para varios fines y que también sea potencialmente el nuevo hogar de un colegio comunitario o el departamento de servicios de emergencia de la ciudad,

El condado de Henderson solo ha utilizado aproximadamente $500,000 de su dinero ARPA para establecer clínicas de infusión de anticuerpos en los hospitales Pardee y AdventHealth en Hendersonville. Los funcionarios de Henderson también planean usar ARPA para la expansión de la banda ancha, dijo el administrador del condado, John Mitchell .

Pero aparte de estos dos gastos, el condado de Henderson todavía está determinando a dónde irá el resto del dinero de recuperación de COVID, lo que brinda la posibilidad para colaborar con comunidades más pequeñas como Fletcher.

“Esas discusiones están en curso”, dijo Mitchell sobre la asociación del condado de Henderson y Fletcher para una nueva biblioteca.

“Esa es la forma más clara para describirlo”.

Mitchell también dijo que el condado está considerando asociarse con otros municipios locales para distribuir los fondos en toda el área. Los municipios de Mills River, Hendersonville, Flat Rock y Laurel Park también recibieron las asignaciones de ARPA.

Los comisionados del condado de Henderson tendrán discusiones de ARPA en cada una de sus reuniones mensuales para escuchar a la comunidad sobre cómo se deben gastar los fondos. Según las pautas del Departamento del  Tesoro federal, todo el dinero de ARPA debe tener un propósito designado para fines de 2024.

Shelby Harris

Shelby Harris a Carolina Public Press staff writer, based in Asheville. Email her at sharris@carolinapublicpress.org to contact her.