Every day, our journalism dismantles barriers and shines a light on the critical overlooked and under-reported issues important to all North Carolinians.

Before you go …

If you like what you are reading and believe in independent, nonprofit, nonpartisan journalism like ours—journalism the way it should be—please contribute to keep us going. Reporting like this isn’t free to produce and we cannot do this alone. Thank you!

Traducción por Aarón Sánchez Guerra

Los fondos de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense (ARPA, por sus siglas en inglés) se pueden usar de cuatro maneras.

Meses después de que ARPA se convirtiera en ley en la primavera del 2021 y de que el gobierno federal comenzara a distribuir los fondos de recuperación de COVID a los gobiernos locales, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos publicó pautas sobre cómo se podría gastar el dinero: en reemplazar los ingresos perdidos, mejorar la infraestructura, proveer para el pago de trabajadores esenciales o apoyar iniciativas de salud pública.

Pero muchos proyectos financiados por ARPA son calificados en más de una de esas categorías. Ese ha sido el caso de Morganton, donde los funcionarios de la ciudad planean usar algunos de los fondos de ayuda para la pandemia en la expansión del sistema de alcantarillado.

La administradora de la ciudad de Morganton, Sally Sandy dentro del edificio municipal el 19 de mayo. Colby Rabon / Carolina Public Press

El trabajo de alcantarillado claramente cae dentro de la categoría de “infraestructura”, pero el proyecto también se puede categorizar como “salud pública”, ya que el acceso ampliado al alcantarillado probablemente invitará al desarrollo inmobiliario al lado oeste de Morganton. 

Este desarrollo, según la administradora de la ciudad, Sally Sandy, podría significar un aumento en las oportunidades de vivienda de la ciudad.

“Creo que, como en todas partes, estamos luchando en esta comunidad por la vivienda, y eso es vivienda en toda la expresión”, dijo Sandy.

“Ya sea multifamiliar, asequible, a precio de mercado, unifamiliar, lo que sea, lo necesitamos”.

Un proyecto que marca varias casillas

El grupo de “salud pública” de ARPA, al igual que las otras tres categorías, es amplio y brinda a los gobiernos una “flexibilidad sustancial” para elegir cómo gastar el dinero, según la descripción de los fondos del Tesoro.

Las clínicas de vacunación, por ejemplo, son un gasto ARPA de “salud pública” aceptable, al igual que el financiamiento de un proyecto sin fines de lucro para construir un nuevo refugio contra la violencia doméstica, como lo está haciendo el condado de Jackson.

Esto se debe a que ARPA no sólo pretende solucionar los problemas relacionados con la pandemia, sino también abordar los problemas que empeoraron durante el COVID, cuando muchas personas se vieron agravadas con una nueva carga financiera.

“El propósito de los fondos, sí, es el alivio de la pandemia de COVID, pero también es para ayudar a los gobiernos estatales y locales a continuar funcionando y hacer lo necesario para cuidar de sus comunidades”, dijo anteriormente un funcionario del Tesoro a Carolina Public Press este año.

Los datos del censo muestran que la vivienda en Morganton, al igual que en todo el estado, se ha vuelto menos disponible y más cara en los últimos años.  Una estimación de cinco años de 2011 a 2015 mostró que Morganton tenía alrededor de 1000 unidades de vivienda más que en 2016 a 2020, una disminución notable a pesar de que la ciudad experimentó un “crecimiento de población plano”, como lo describió Sandy.

Además, más del 40% de los renteros de Morganton usaron el 

35% o más de sus ingresos en costos de vivienda entre 2016 y 2020, según el censo.  Eso fue más alto que la tasa estatal de alrededor del 37% de lo que gastan los renteros.

Usando una parte de su asignación ARPA de aproximadamente $4 millones en la expansión del alcantarillado, la ciudad no sólo podría mejorar sus cargas de vivienda, dijo Sandy, sino también dejar espacio para el crecimiento de la población.

“(El proyecto de alcantarillado) realmente es un producto de, ya sabes, es hora de actualizarlo, hora de desarrollar en esa área”, dijo.

Dogwood Health Trust está igualando el compromiso ARPA de $1.7 millones de Morganton para la expansión del alcantarillado, que actualmente está en diseño.  Sandy dijo que la ciudad espera que el proyecto se complete en 2023.

Morganton también ha prometido fondos de ARPA para repavimentar caminos y mejorar la estación de lavado de vehículos de la ciudad.

Pequeñas ciudades, grandes proyectos

 Morganton no es el primer gobierno del occidente de Carolina del Norte en dedicar fondos ARPA a proyectos de alcantarillado, pero es el más grande.

Sólo superada por Asheville, Morganton es la segunda ciudad más poblada de los 18 condados localizados más al occidente de Carolina del Norte. Ni Asheville ni ninguno de los condados de la región se han comprometido a financiar grandes proyectos de infraestructura a través de ARPA, lo que convierte a Morganton en el gobierno más grande en hacerlo.

Sin embargo, muchas ciudades y pueblos más pequeños han dedicado los fondos federales de recuperación a mejoras de infraestructura.  Por ejemplo, Lake Lure empleó los dólares de ARPA para comenzar la construcción de un sistema de $60 millones, y Marion también está considerando invertir ese dinero en mejoras de alcantarillado.

Es más probable que los gobiernos más pequeños se embarquen en proyectos estructurales porque toman más tiempo y son más costosos para áreas grandes, dijo la administradora del condado de Yancey, Lynn Austin. Todo el dinero de ARPA debe asignarse antes de diciembre de 2024 y gastarse antes de diciembre de 2026, según el Departamento del Tesoro federal.

El condado de Yancey, que tiene sólo alrededor de 2000 residentes más que la ciudad de Morganton, está utilizando los dólares federales para liberar espacio en su presupuesto operativo en lugar de emprender proyectos de infraestructura.

“Supongo que es bueno tener más dinero del que sabes qué hacer con él”, dijo Austin. “Pero para los (gobiernos) más pequeños, eso nunca ha sido un problema”.

Shelby Harris

Shelby Harris a Carolina Public Press staff writer, based in Asheville. Email her at sharris@carolinapublicpress.org to contact her.

Leave a comment

Your email address will not be published.