Overview:

Más de $6 millones de fondos estatales ayudarán a ampliar el acceso al internet para los habitantes de los condados de Clay y Avery. Estos condados rurales son los primeros en el oeste de Carolina del Norte en recibir subvenciones a través de una nueva iniciativa.

Every day, our journalism dismantles barriers and shines a light on the critical overlooked and under-reported issues important to all North Carolinians.

Before you go …

If you like what you are reading and believe in independent, nonprofit, nonpartisan journalism like ours—journalism the way it should be—please contribute to keep us going. Reporting like this isn’t free to produce and we cannot do this alone. Thank you!

Traducción por Aarón Sánchez Guerra

El acceso a Internet está oficialmente por llegar a casi 2,000 hogares en el oeste de Carolina del Norte que actualmente carecen de una conexión estable.

Los condados de Clay y Avery recibieron fondos para financiar la expansión de la banda ancha a través de la subvención estatal de Creciendo Economías Rurales con Acceso a la Tecnología, conocida como GREAT, por sus siglas en inglés. 

Esto sucedió dos meses después de que los condados fueron prometidos fondos federales de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense (ARPA, por sus siglas en inglés).

Un total de más de $23,4 millones en subvenciones estatales se destinará a 12 condados de Carolina del Norte en este turno de asignaciones.

Clay y Avery son los únicos condados del oeste de Carolina del Norte en el primer grupo. Los otros en el grupo son los condados de Alexander, Bertie, Chowan, Cleveland, Davidson, Gaston, Hyde, Lincoln, New Hanover y Stanly.

“Cuando vives en áreas que son atendidas (por proveedores de Internet), no tienes idea por lo que están pasando las otras áreas”.

El administrador del condado de Avery, Phillip Barrier

Las compañías proveedoras de Internet en todo el estado pueden recibir una subvención GREAT al enviar una solicitud que describa el proyecto de expansión de banda ancha y la cantidad de dinero que el proveedor puede contribuir a ese proyecto. Los proveedores frecuentemente reciben dinero de los condados en los que planean expandir sus conexiones.

Este fue el caso en los condados de Clay y Avery, donde los funcionarios prometieron fondos ARPA (dinero federal para la  recuperación del COVID-19) a los proveedores que solicitan subvenciones GREAT. En el condado de Clay, la compañía será Blue Ridge Mountain EMC. En el condado de Avery, es Spectrum Southeast, LLC, según un comunicado estatal.

“Nuestra junta (de comisionados) ve esto como la oportunidad de brindar Internet asequible y confiable a nuestros niños en edad escolar en nuestra comunidad”, dijo el administrador del condado de Avery, Phillip Barrier, sobre la decisión del condado de usar el dinero de ARPA para la financiación de una subvención GREAT.

Los datos de la Oficina del Censo de EE. UU. muestran que un promedio de sólo el 56 % de los hogares en los 18 condados más occidentales en Carolina del Norte tienen acceso a Internet a través de cable, DSL o fibra, que son considerados como las  conexiones más confiables que brindan suficiente cobertura para usar Internet en múltiples dispositivos. Eso está muy por debajo del promedio estatal del 68%.

El dinero federal para abordar las necesidades

Los proveedores de Internet y los financiadores externos, como los gobiernos de los condados de Clay y Avery, reunieron más de $2 millones para la expansión de la banda ancha a través de la subvención GREAT. En total, Clay y Avery recibirán más de $6 millones del estado para financiar la iniciativa, según Cristalle Dickerson, vocera del Departamento de Tecnología de Información (NCDIT, por sus siglas en inglés.)

El uso del dinero de ARPA para ampliar el acceso a Internet es uno de los principales usos aceptables de esos fondos, según las pautas del Departamento del Tesoro de EE. UU. Esto probablemente se debe a que la pandemia de COVID-19 destacó la importancia de un acceso confiable a Internet, dijo Nate Denny, secretario de banda ancha y equidad digital del NCDIT. 

“La pandemia demostró lo urgente que es el acceso a una conexión a Internet de alta velocidad para cada parte de la vida moderna: la capacidad de trabajar desde casa, aprender desde casa, completar la tarea, acceder a servicios de telemedicina, solicitar empleo o acceder a servicios gubernamentales”, dijo Denny. 

La necesidad crucial de un acceso estable a Internet también llevó a Carolina Public Press a comenzar el proyecto “NC Connection: Closing the News Gap”, un proyecto de reportajes de investigación que analiza la relación entre la conectividad a Internet y el consumo de noticias locales y nacionales. 

El proyecto presta atención especial a los habitantes de Carolina del Norte que viven en áreas rurales y que no pueden pagar o no tienen acceso a Internet. Usted puede leer más sobre este proyecto, incluyendo información sobre cómo participar y algunos resultados preliminares, haciendo clic en el enlace aquí

Queda claro que las comunidades rurales en las montañas se han quedado atrás en el mundo emergente del Internet.

“Cuando vives en áreas que son atendidas (por proveedores de Internet), no tienes idea de por lo que están pasando las otras áreas”, dijo Barrier. 

Pero la subvención GREAT y la expansión del acceso a Internet que vendrá puede realizar un cambio.

Dickerson dijo que 1,995 hogares en los condados de Avery y Clay tendrán acceso a Internet de fibra a través de fondos proporcionados por la subvención GREAT. 

“La mayoría de estos proyectos son proyectos de dos años”, dijo Denny. 

“Las pautas de la subvención dictan que tiene dos años desde la ejecución del acuerdo de subvención hasta que alguien pueda prender su enrutador y tener acceso a Internet de alta velocidad”.

Esta es una noticia extremadamente importante para muchos habitantes rurales del oeste de Carolina del Norte, algunos de los cuales, dijo Barrier, lo llamaban llorando cuando escucharon que es probable que un acceso estable a Internet se aproxime a su área. 

“Sabes, (algunos padres) tienen cuatro hijos en el sistema escolar y compraron su casa sin saber que tan irregular sería el Internet ahí”, dijo.

‘Gran cantidad de protestas de las compañías’

Los condados de Clay y Avery no son las únicas comunidades que buscaron la subvención GREAT para la expansión de la banda ancha. La mayoría de los condados de la región (Buncombe, Graham, Haywood, Macon, Madison, McDowell, Polk, Rutherford y Transylvania) han otorgado fondos ARPA a las compañías proveedoras de Internet que solicitan la subvención. Pero las regulaciones estatales y federales han pausado el momento en que el NCDIT puede distribuir oficialmente los fondos.

“Hay un período legal de revisión pública y protesta de 20 días para cada solicitud”, explicó Denny.  “Eso resultó en una gran cantidad de protestas de las compañías que decían: ‘No pongan dinero público en estas áreas. Ya les servimos.’”

“Si hay una protesta, tenemos que esperar 15 días para entregar fondos, después de haber notificado al protestante. El resultado de eso es que tenemos proyectos que podemos puntuar, pero aún no podemos llevarlos a cabo”.

Debido a esto, dijo Denny, aunque la mayoría de los condados no se incluyeron en la primera ronda de subvenciones, es probable que reciban parte de los $350 millones del estado reservados para subvenciones GREAT en las próximas semanas. 

“Tenemos solicitudes en 93 condados, y cada uno de esos condados definitivamente obtendrá un premio de la subvención”, dijo.

Shelby Harris

Shelby Harris a Carolina Public Press staff writer, based in Asheville. Email her at sharris@carolinapublicpress.org to contact her.

Leave a comment

Your email address will not be published.